Menú Principal
16 de junio de 2021

Más de mil prestaciones ha entregado Programa de Rehabilitación a Pacientes Graves por COVID-19

Una de las estrategias para hacer frente a las secuelas por COVID-19 en Magallanes, ha sido el Programa de Rehabilitación Ambulatoria Post Enfermedad Grave COVID-19, implementado en los Hospitales Clínico Magallanes y Dr. Augusto Essmann Burgos de Puerto Natales.

En Punta Arenas, el equipo operativo desde el mes de febrero, está integrado por la fisiatra y jefa del Servicio de Rehabilitación, Elizabeth Flores; kinesióloga Daniela Turra; terapeuta ocupacional Natalia Gallegos; fonoaudióloga Alejandra Barrientos y sicóloga Marcela Bahamondez.

La fisiatra Elizabeth Flores, explicó que la iniciativa surge a raíz de que el Programa de Hospitalización Domiciliaria estaban dando atención a los primeros meses post enfermedad graves y, después del alta se mantenían algunas secuelas susceptibles de rehabilitar por un equipo multiprofesional interdisciplinario.

“A raíz de eso nos dimos cuenta de que los pacientes estaban quedando con secuelas de más largo aliento y que había necesidad de que hubiera intervención más intensiva para poder rehabilitarlos mejor y rápidamente. De esa forma, creamos este programa que busca rehabilitar en el período subagudo, es decir, luego de que ya fueron dados de alta médica u hospitalización domiciliaria, y mantienen secuelas que puedan ser susceptibles de rehabilitar”, explicó la profesional.

Dependiendo de la gravedad del paciente, el usuario deberá acudir al establecimiento para su rehabilitación, es decir, si tiene compromiso moderado acuden dos veces por semana y si es compromiso grave, acuden tres veces por semana.

Desde su puesta en marcha, aproximadamente cuarenta usuarios se han beneficiado de dicho programa con un aproximado de mil atenciones (cada usuario puede recibir más de dos atenciones especializadas).

“El programa tiene una duración de dos o tres meses dependiendo de la gravedad del paciente y de las pruebas clínicas que le realizamos al inicio y durante del programa para determinar los nuevos objetivos del tratamiento”, agregó la doctora Flores.

El rango etario de los usuarios está entre los 40 y 70 años, sin embargo, en las últimas semanas han ingresado usuarios de menor edad. En tanto, dentro de las secuelas más frecuentes que presentan los pacientes son: debilidad, fatiga y falta de fuerza en las extremidades; alteraciones de la deglución, alteraciones de la voz, alteración de la memoria, ánimo, entre otros.

Natales a la vanguardia

En el Hospital Dr. Augusto Essmann Burgos de Puerto Natales, el programa ha beneficiado a nueve pacientes. En la Provincia de Última Esperanza, la encargada de la unidad junto a otros profesionales es la doctora Marina Depolo.

“Nosotros ya hemos empezando a rehabilitar pacientes, inicialmente con kinesiología, también ha habido incorporaciones de profesionales al equipo de rehabilitación. Hoy también contamos con la posibilidad de ofrecer terapia ocupacional y fonoaudiología a los pacientes. Hemos estado trabajando como equipo para evaluar las distintas necesidades de un paciente e intervenirlo desde sus distintas secuelas. Queremos siempre estar en comunicación con la Atención Primaria para complementar lo que vamos haciendo sobre el mismo paciente y garantizar el cuidado de las personas”, indicó la facultativa.

En Puerto Natales, se está viendo la posibilidad de ampliar el equipo con una trabajadora social y sicólogo para manejar la parte sociofamiliar y las secuelas sicológicas.